Loading...
English русский Español 中国

Historia de los diamantes


Las referencias más antiguas sobre diamantes como  un tipo de piedras preciosas son de la India, del siglo 4 BC. Se pueden encontrar ensayos budistas que describen los diamantes como piedras muy apreciadas y bien conocidas. Otras descripciones de aquellos tiempos alabaron la fortaleza de los diamantes, su regularidad, brillo, la capacidad de rayar otros metales y sus buenas capacidades refractivas. Golconda, la que en algún tiempo fue la ciudad capital de la zona sur-central de la India, funcionó como un centro importante de diamantes en el siglo 14.
Aunque la India permaneció la única fuente importante de diamantes hasta que fueron descubiertos en Brasil, en 1725, su popularidad se extendió por todo el mundo: Desde la India llegaron hasta la antigua Roma; fueron descubiertos en Borneo (700 AD), y fueron usados por comerciantes del sureste asiático. Los chinos, que no lograron encontrar diamantes en su propia tierra, no usaban aquellas piedras preciosas como adornos, sino que los usaban para cortar jade, uno de los primeros usos industriales de cuchillos de diamantes. En 1867, los diamantes fueron descubiertos en Sud África, y este país se convirtió en la fuente preferida de diamantes, convirtiéndose rápidamente en el mayor productor de diamantes en el mundo.
Hoy en día,  el 92% de los diamantes son cortados y pulidos en la India. Pero, el 85% de los diamantes en bruto del mundo, el 50% de diamantes cortados y el 40% de diamantes industriales son negociados en Antwerp, Bélgica, que se le llama el Centro de Diamantes mundial. La relación de Antwerp con los diamantes comenzó a finales del siglo 15 cuando una nueva técnica para pulir y darles forma a las piedras fue desarrollada en esta ciudad. Los cortadores de diamantes de Antwerp son famosos en todo el mundo por sus habilidades. Más de 12,000 cortadores y pulidores expertos trabajan en el Diamond Quarter, en 380 talleres, dándoles servicios a  1500 empresas y a 3,500 corredores y comerciantes.