Loading...
English русский Español 中国

Tal Azulay Joyero - Siglo 21

Estratégicamente ubicado en el centro del estudio de Tal Azulay, se encuentra la última palabra en tecnología de computadores para diseñadores de joyas: una impresora Solidscape 3D conectada al programa de computador de modelado Rhino 3D. Rhino promociona su programa como "un lugar de diversión para [el diseñador de joyas] la imaginación y una mesa de trabajo donde… las ideas se vuelven obras de arte." Con Rhino, el diseñador de joyas puede crear un modelo tridimensional de una idea, y luego ajustarlo hasta conseguir la presentación perfecta.
Una vez hecho esto, la data se manda a la impresora Solidscape donde se crea un modelo en cera, listo para ser entregado a los artesanos quienes lo transformarán en la pieza acabada. El mercado de hoy en día es impulsado por consumidores que se han vuelvo más exigentes --  ellos saben lo que quieren y saben que, sin importar lo que sea, puede ser obtenido. Rhino fue diseñado para satisfacer. Donde antes un diseño aproximado era bosquejado en papel, hoy en día el cliente puede ver exactamente lo que va a obtener: y en Tal Azulay Joyero la consigna es satisfacer al cliente. Gracias a Rhino, el cliente puede presentarle al diseñador una idea para una pieza de joyería.
El diseñador de joyas luego interpreta la idea y en vez de trabajar sobre una aproximación, él/ella puede proveer al cliente una presentación tridimensional de la pieza con una gran exactitud. De esta manera, los clientes saben exactamente lo que recibirán. Combine esto con los artesanos altamente cualificados de Tal Azulay Joyero, y la satisfacción del cliente está garantizada.
La pieza acabada nunca decepcionará. Lejos de dejar al diseñador de joyas sin la parte creativa, el programa de modelado Rhino 3D simplemente asegura que la idea y la pieza acabada se correspondan perfectamente. Tampoco elimina este proceso computadorizado la apariencia artesanal que hacen únicas a las piezas de joyería de Tal. La pieza sigue siendo hecha a mano, simplemente el resultado se hace más predecible. Lo que usted ve es, de hecho, lo que obtendrá.