Loading...
English русский Español 中国

Una Historia del Oro – La Edad Media

A pesar de que los 1000 años que marcan el fin del mundo antiguo (desde alrededor 40 a 1.400 DC) no fueron muy sobresalientes en relación con todas las cosas de oro, este metal precioso continuó haciendo un impacto y ocupó un lugar destacado en las características de la época.
Las actividades de extracción de oro cesaron con la caída del Imperio Romano. Sin embargo, la minería de oro fue reanudado en el siglo sexto por el Imperio Bizantino, en Europa Central y en Francia. En 788, Carlomagno derrotó a los ávaros en la batalla y saqueó sus vastas cantidades de oro. Estas riquezas hicieron posible que él se hiciera del control de gran parte de Europa Occidental.
En la segunda mitad del siglo 13, Marco Polo escribió sobre sus viajes al Lejano Oriente, y en particular mencionó la península de Malaya, donde "el oro es tan abundante que nadie que no lo haya visto puede creerlo." En 1284, Venecia introdujo el Ducado de oro. El Ducado se convirtió, y siguió siendo la moneda más popular del mundo durante más de 500 años. Esto se debió principalmente a que era fácil de acuñar, y contenía una gran cantidad de valor en una moneda relativamente pequeña. Varias ciudades y pequeños Estados de Europa - en su mayoría de Europa Oriental -emitieron Ducados múltiples, individuales y fraccionados. El estándar de la moneda fue adoptado en Hungría, y durante mucho tiempo todas las monedas extranjeras llevaban el nombre Ongri,  "Húngaro" en idioma Veneciano, donde se concentraba el comercio mundial en ese período.
En el mismo año (1284), la Gran Bretaña emitió su primera moneda de oro importante - el Florín, que en realidad era una copia de una moneda  emitida en Florencia. El Florín fue seguido por  el Noble, el Ángel, la Corona, y la Guinea.  En 1377, Gran Bretaña pasó a un sistema monetario basado en el oro y la plata.