Loading...
English русский Español 中国

Y el Ganador es… el Diamante
La Entrega Anual de Premios de la Academia Nº 82,  más conocida como los Óscares del 2010, vino y se fue. Pero las tendencias de la moda recién ahora se están determinando.  Una mirada  a las joyas usadas en la pasarela de la alfombra roja es siempre una buena indicación de las modas inminentes en el mundo de la joyería. Entonces, ¿qué sobresalió este año? Los diamantes de Forevermark fueron muy destacados. Forevermark es el nuevo nombre de "De Beers Group Marketing", los cuales abrieron varios laboratorios para graduar el corte, el color, la claridad y el peso en quilates de los diamantes de Forevermark: el progreso de los laboratorios en la graduación puede seguirse en el sitio web de Forevermark.  De acuerdo con "Jewelry Biz", Mariah Carey lució un brazalete flexible de múltiples filas de diamantes  de Forevermark, Amy Landecker llevaba un brazalete empedrado de doble fila con un total de 8.3 quilates de Forevermark Encordia, y Deborah Ann Woll llevaba unos pendientes de gota de Forevermark Encordia y correspondientes brazaletes.
Para el diseñador de joyería, los Óscares son el escenario perfecto. Las celebridades son cortejadas por los diseñadores de moda y joyería, y mientras más posibilidades tengan de recibir un premio, son más codiciadas para servir de letrero de anuncios comerciales. Los diseñadores de joyería les dan a las celebridades un gran surtido de diseños para escoger, de colecciones que los diseñadores quieren promover -- de aquí proviene el marco de las nuevas tendencias en los Premios de la Academia. Este año, más que nunca, la alfombra roja era toda deslumbramiento y destellos. Este no fue un año para lo "sutil". Los diamantes y otras gemas brillantes pasaron a ser el centro de la atención, y la tendencia era a favor de una multitud de pequeños diamantes en intrincados montajes, o uno simple, a manera de declaración, y color, color, color. El vestido metálico en plata de Kate Beckinsale estaba bellamente balanceado por un prominente anillo con una piedra preciosa de color verde, llevado vistosamente en su dedo índice, sin más adornos. Zoe Saldana lució un masivo anillo de coctel, para combinar con su vestido. Emma Stone escogió  resaltar sus ojos, en vez de su ropa, con un impresionante par de pendientes de diamantes negros y malaquita del joyero brasileño Jack Vartanian, mientras que Demi Moore llevaba un par divertidos pendientes de flecos para hacer juego con su juvenil personalidad. Abbie Cornish llevó sus joyas directa, y prominentemente, en su vestido incrustado en joyas. El colorido collar de Emma Robert fue en verdad sobresaliente.
Entre los diseñadores de joyas más destacados este año estuvo Lorraine Shwartz, quién instaló en Amanda Seyfried el quivalente a 250 quilates de brazaletes geométricos de color café, champaña y menta, mientras que Miley Cyrus llevó unos adornados puños llenos de gemas de este diseñador y Rachel McAdams ostentó un par de pendientes en diamantes multicolores de Lorraine Shwartz. Para hacer juego con su vestido de Chanel, Diane Kruger llevó una horquilla con flores en blanco y negro hecha por Joyería Fina Chanel, mientras que Rachel Zoe se paseó por la alfombra roja sujetando una carterita de Chanel y anillos de diamantes . Julianne Moore llevó brazaletes de platino y diamantes  de la Colección de Alta Joyería de Bulgari, la compañía para la cual modela. Tiffany & Co equipó a Kate Winslet con un clásico collar con diamantes amarillos hechos exclusivamente para la actriz. El collar de Natalie Portman  también era de Tiffany & Co, y el brazalete de Olivia Wilde, con oro amarillo de 18 quilates y platino, fue hecho por Jean Shlumberger para Tiffany & Co. Jennifer López lució pulseras apiladas en oro, mientras que Cameron Diaz llevó unos pendientes de tres círculos empedrados en diamantes con oro blanco, amarillo y rosa, de Cartier.
Chopar fue también bastate popular, con Penélope Cruz llevando una colección de pulseras de Chopar  -- un brazalete de diamante de corte de Asscher, brazaletes de diamante con corte gradual en forma de esmeralda, y un brazalete con una línea de diamantes. Helen Mirren llevó un collar de clase con un diamante en forma ovalada, pendientes de diamantes en forma de pera, y un elegante puño con diamantes rosas, también diseñados por Chopar.
Finalmente, Fred Leighton estuvo muy bien representado. Elizabeth Banks llevó un cintillo de diamantes de este diseñador de joyas y unos pendientes en forma de lágrima. Sarah Jessica Parker, un símbolo de la moda,  llevó un brazalete de diamantes al estilo de los años 50, un brazalete de diamantes en color coñac, y un anillo de diamantes a la antigua, todo diseñado por Fred Leighton.
Jamie Cadwell, director del Centro de Información del Diamante resumió las tendencias de la joyería en los Óscares del 2010: "Este año presenciamos la aparición de una nueva generación de actores que han adoptado su individualidad… Ellos usaron la alfombra roja para expresar sus estilos personales, sean inspirados por lo clásico o por lo moderno, hemos visto a los diamantes usados en una variedad excitante de formas." ¿La predicción? ¡2010 será el año del diamante!