Loading...
English русский Español 中国

El diseñador

TAL AZULAY diseña y fabrica para algunos  de los minoristas de la joyería más lujosos, contemporáneos e internacionales del mundo, y aún así su taller y estudio de diseño sigue siendo un asunto íntimo, escondido humildemente en una esquina serena del bullicioso centro de la ciudad mirando hacia el Mar Mediterráneo.

"Elegante, subestimado y sin pretensiones", perfectamente describe al hombre mismo que prefiere permanecer entre bastidores, siendo su joyería el centro de atención. El espíritu caprichoso del diseño de Tal se puede inicialmente percibir en la pesada puerta "off white" de metal que pasaría inadvertida a un transeúnte si no fuera por una letra "T" de gran tamaño, de bronce, grabada en relieve, haciendo alusión a quién  reside adentro.

Establecido en 1987, este eje de la creatividad y la pasión, es un hogar para un equipo unificado en el fuerte compromiso de crear una joyería hecha a mano exquisita e innovadora, mientras que proporcionan un nivel extremadamente alto de servicio post-venta a sus clientes.
Al entrar en el taller usted detecta inmediatamente que está en la presencia de algunos de los artesanos más expertos y respetados de la industria. Cada uno de ellos está enfocado meticulosamente en lograr los niveles más altos de excelencia a través de su especial cuidado por el detalle; una fuerte ética de trabajo que Tal inculca pasando todos los diseños terminados por un control de calidad personal y extremadamente estricto antes de que el cliente pueda ver su nueva, innovadora y exquisita pieza de joyería.

Comenzando su trayecto con una selección personal y a mano por Tal de algunas de las piedras preciosas más puras del mundo, se exploran en el estudio de diseño los bosquejos detallados que incorporan su selección de materias primas, conceptualizando su viva creatividad. Éstos se transforman en intrincados moldes tallados en cera donde entonces se vierte el oro 18k permitiendo que las piezas tomen forma. La combinación sutil de técnicas antiguas y tradicionales con los avances tecnológicos más sofisticados y modernos disponibles, es lo que posiciona la joyería de Tal Azulay entre las casas principales del diseño y de la fabricación de joyas en el mundo mientras que les permite tentar y complacer orgullosamente.

La atmósfera fuertemente familiar e íntima de la compañía, con Tal dirigiendo sin esfuerzos a su dedicado equipo, se oculta, como aparentemente ellos lo desean…. detrás de ésa puerta blanca, de bronce, firmada con la inicial "T".